miércoles, 13 de noviembre de 2013

Pablo Katchadjian


A otros les brotan las coplas
a parar esta contienda."
a perseguirlos de atrás;
a pesar de mi inorancia.
a pie y mostrando el umbligo,

Pablo Katchadjian
El Martín Fierro ordenado alfabéticamente

Hace un tiempo que me rondaba la idea de referirme a este autor con apellido de luchador: Pablo Katchadjian, muy apropiado para lo que significa un escritor, un luchador de la palabra .



Fue a propósito de haber leído un par de notas, entrevistas y artículos que daban cuenta de sus libros, experimentos con el lenguaje y escritura de otros autores junto a su propia escritura. No le faltó a su vez una demanda legal por cuestiones literarias,es decir quedar dentro de un juicio que le realizó la elegante y oriental viuda de Jorge Luis Borges, María Kodama por su obra "El Aleph engordado".

No recuerdo muy bien la cronología de lecturas pero creo que comenzaba con una nota en la Nación  cuyo título remitía más a los que usó en otro tiempo Página 12 y era :"


"Que nadie se atreva a tocar a mi Borges: María Kodama y la industria del juicio"

 Por Maximiliano Tomas  

En un apartado escrito con bastardilla y negrita la nota destaca:

 "Si no fuera porque existe al día de hoy, en pleno siglo XXI, la posibilidad de que un escritor argentino sea llevado a juicio oral por utilizar ciertos procedimientos narrativos que tienen, como mínimo, unas cuantas décadas de existencia, toda esta historia sería algo como para reírse bien fuerte"

Para ilustar a a los ignotos y probables  lectores de este blog  en el meollo de la información Maximiliano Torres dice. "...a fines del 2011, Kodama decidió transitar también los pasillos de los tribunales argentinos: en el Juzgado en lo Criminal de Instrucción N° 3 existe una querella contra el escritor Pablo Katchadjian (Buenos Aires, 1977), autor de varios libros experimentales editados por sellos independientes (¿Qué hacer?, El Martín Fierro ordenado alfabéticamente), por la publicación de un libro finito y divertidísimo que lleva por título El Aleph engordado. Esta vez, casi todos creen que Kodama fue demasiado lejos.

Es probable que Kodama no haya tenido en sus manos una copia de El Aleph engordado, o sus abogados no hayan investigado debidamente sobre la producción del delgado tomo de tapas celestes

La demanda presentada por los abogados de Kodama contra Katchadjian (un escritor respetado en el ambiente intelectual y a quien el novelista César Aira, que no se caracteriza precisamente por prodigar elogios, le dedicó un ensayo en el número 19 de la revista Otra Parte) es por defraudación de los derechos de propiedad intelectual, delito que contempla penas de un mes a seis años de prisión."

A partir de esta nota lo primero que hice fue buscar la transcripción de la Conferencia pronunciada por César Aira : EL TIEMPO Y EL LUGAR DE LA LITERATURA Acerca de El Martín Fierro ordenado alfabéticamente y El Aleph engordado, de Pablo Katchadjian.

Y la encontré.El texto de César Aira, “El tiempo y el lugar de la literatura. Acerca de El Martín Fierro ordenado alfabéticamente y El Aleph engordado, de Pablo Katchadjian” leído en la Conferencia pronunciada en Santa Fe, durante el V Congreso de Literatura fue Publicada en Revista Otra Parte, Nº19, Verano 2009-2010,  lo pueden leer y descargar acá : Cesar-Aira-El-tiempo-y-el-lugar-de-la-literatura
o directamente en la publicación insertada a continuación.





Así descubro esta obra que rememora los juegos ,procedimientos experimentos poéticos y prosísticos de los surrealistas y otras corrientes vanguardistas .

Inmediatamente me remitió a la obra del francés George Perec (sin saber que el mismo Pablo Kadchatjian lo menciona en una entrevista que le hicieron en un programa de radio ).Al seguir en una labor por la red  casi detectivesca, me enteré de que el escritor Pablo Kadchatjian ha salido ileso, sano y salvo parafraseando términos periodísticos de este juicio por plagio y  cometer un delito contra los derechos de propiedad intelectual (cuesta decirlo y creer que pasen estas cuestiones) pero suceden.
En la defensa de Kadchatjian se utilizó este trabajo de César Aira .

En el 2011 fue acusado por María Kodama a través de sus abogados por la edición de El Aleph engordado, publicado en marzo de 2009 por la Imprenta Argentina de Poesía que constó con 200 ejemplares impresos.
En el epílogo, el autor, Pablo Katchadjian, refería que se había propuesto trabajar con el famoso cuento de Jorge Luis Borges "engordándolo",sumándole casi cinco mil nuevas palabras pero sin quitar ni alterar nada del original. 
El escritor Ricardo Strafacce fue su abogado defensor, Pablo Katchadjian fue sobreseído y la causa fue desestimada.

A Katchadjian no le gusta ni le interesa hablar sobre este conflicto legal, pero en un breve texto, publicado en el fanzine El juguete rabioso, aclara: "El autor quiere dejar sentado que, aunque cuando lo mira de lejos todo el asunto le parece divertido e interesante, cuando lo mira de cerca preferiría que no existiera, pero que a la vez entiende que estas cosas son efectos de las cosas que uno hace, es decir, que una de las posibilidades, cuando uno publica un libro, es que un lector disgustado intente meterlo preso".

Pablo Katchadjian


Lo de El Martín Fiero ordenado alfabéticamente  me pareció un acto creativo y que redimensiona,reactualiza el poema en una nueva lectura. Desconozco alguna otra intervención de este estilo aunque el mismo Pablo Katchadjian menciona haber realizado anteriormente algo parecido con las flores del mal de Baudelaire.

Tampoco imagino que pudiera haber dicho don José Hernández .

Me quedo con las reflexiones de Aira que sugiero leer :

"Lo más extraordinario de esta reformulación es que el nuevo orden nos recuerda enérgicamente que había un viejo orden: los versos del Martín Fierro de Hernández seguían un orden también, no estaban intercalados al azar. Era el orden de la historia, pero con un atisbo de formalización extraña a los significados: el recuento de sílabas, la rima, los paralelismos que hacen a la retórica. Todo orden contiene otro orden, como una máquina latente de formalización. Todo orden, sea cual sea su argumento, es convencional y permutable.Hay algo de operación mágica aquí, que recuerda esos temores de desclasificación del universo, que están en todas las mitologías.

Cito a Borges, en El Aleph:
- “de chico, yo solía maravillarme de que las letras de un volumen cerrado no se mezclaran y perdieran en el decurso de la noche” En el orden siempre precario de los signos acecha una amenaza de disgregación, y tendrá que ser un formalismo u otro el que reponga el equilibrio. 
No importa si lo hace como unabroma o una provocación dadaísta: la precariedad también se repone, se repone esa fugacidad,ese temblor de juego e incoherencia en el que reconocemos a la literatura. Yo podría recomendar, y lo hago, calurosamente, la lectura del
Martín Fierro de Katchadjian. 

Pero habría que aspirar a más, porque una lectura aislada se quedaría en laautocomplacencia de lo individual. Habría que pensar en generaciones y generaciones deescolares a los que se les hiciera leer sólo este Martín Fierro ordenado alfabéticamente , ocultando celosamente el otro, el convencional. Las desventuras del gaucho, consteladas en orden alfabético, y acompañando a estos jóvenes argentinos el resto de sus vidas (porque el juego no tendría gracia si no se los obligara a aprenderlo de memoria), daría origen a la larga a una nueva nacionalidad, distinta, si no mejor al menos más arriesgada.." César Aira .Op cit.



a andar con los avestruces: 
a andar declamando sueldos.
a ayudarles a los piones 
A bailar un pericón 
a bramar como una loba. 
a buscar almas más tiernas 
a buscar una tapera, 
a cada alma dolorida 
A cada rato, de chasque 
a cantar un argumento; 
a cortarme en un carrillo. 
a dar con la coyontura; 
a decir lo que pasaba. 
a dormir como la gente, 
a esperar que me llamaran 
a esperar que venga el día, 
a golpiar a los salvajes 
a guarecerse en la sierra. 
a la cocina rumbiaba 
A la llegada metió 
a la parte más sentida, 
a las dos o tres jornadas 
a las pobrecitas, vivas. 
a llevarlos en carreta." 
"A los blancos hizo Dios, 
a los brazos de la muerte; 
a los de la esposición. 
a los indios me refalo. 
a los males, compañero, 
a los mulatos San Pedro, 
a los negros hizo el diablo 
a los pobres que murieron; 
a los zorros de mi laya; 
a meterse en tanto engorro 
a mi china la dejé 
A mí el Juez me tomó entre ojos 
a mí no me gusta el cómo. 
A mí no me matan penas 
A mis hijos infelices 
a naides le debo nada 
A naides le dieron armas, 
a ninguno lo largaron; 
a ninguno me le atrevo 
A otro que estaba apurao 
A otros les brotan las coplas 
a parar esta contienda."
a perseguirlos de atrás; 
a pesar de mi inorancia. 
a pie y mostrando el umbligo, 
A poco andar conocí 
a ponerse en mi camino, 
a procurar suerte nueva, 
¿A qué andar pasando sustos? 
a rejuntar caballada 
a saber si es avestruza, 
a servirles al asao... 
a sorprender a la indiada. 
a su amigo cuando toma 
a tanto gaucho recluta, 
a trabajar en sus chacras, 
a un gaucho, que pegó el grito 
a uno solo, por favor, 
a veces creiba que estaba 
A veces decía al volver 
a veces me hago el sarnoso 
a veces nos obligó 
a ver la milonga fui. 
a ver si la hacía callar; 
a vivir en pura calma, 
a vivir sin paradero; 
abrazándomé a la china. 
acabarán de pagar." 
acomodando una bola 
adrede parece todo 
Afigúresé cualquiera 
aflojar como un blandito! 
aguaitando atrás de un cerro. 
aguaitándoló la muerte. 
aguante el que está en trabajo: 
aguantemos los azotes. 
aguardando una ocasión a dar con la coyuntura 
a decir lo que pasaba
(...)
Yo sé que allá los caciques
yo seguiré mi destino
yo seré cruel con los crueles
yo soy toro en mi rodeo
yo soy un gaucho redondo
yo también dejé las rayas
yo también quiero cantar
yo también tuve una pilcha
yo tengo intención a veces
yo tengo otros pareceres
yo tengo poca pacencia
yo tenía un facón con S
yo tenía unas medias botas

Fuentes :
El Martin Fierro ordenado alfabéticamente :(lo pueden leer aquí)



Fuentes consultadas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario,opinión,sugerencias...