viernes, 20 de septiembre de 2013

De Astrólogos

Hace pocos días los medios estremecieron a la sociedad argentina con su usual crónica diaria de tragedias.
Dos hemanos, Lil Süllös : octogenaría, astróloga; Luis Süllös: septuagenario, ingeniero,inventor y especialista en matemáticas.
Eran húngaros.Vivían en Argentina desde el año1948. Luis luego de enterarse de que su hermana como consecuencia de sufrir un ACV (accidente cardiovascular) quedaba con graves secuelas psicomotrices como pérdida del habla y movilidadd tomó (refieren algunos en un pacto fraterno) la decisión de descerrajarle un tiro certero en la sien a Lily y después con el  arma fabricada por sus manos ingenieras quitarse la vida.

La astróloga había escrito en su blog:
Por Lily Süllös
"Mi nombre verdadero es Lenke Süllös. Soy Húngara, nací en Budapest, capital de Hungría, el 27 de septiembre de 1928. En el año 1944, en plena guerra, salí de Hungría, junto con mis padres y con mi hermanito de 6 años.
     Terminé mis estudios secundarios en Alemania (Austria) donde comencé a estudiar medicina y simultáneamente Astrología. A los 20 años llegué a la Argentina, donde continué mis estudios de medicina, aunque sin poder terminar la carrera por falta de recursos. Seguí pues haciendo práctica en la Asociación Mundial de Investigaciones Astrológicas, entidad dependiente de la Facultad de Astrología en Londres.
     Mi verdadera vocación era (y sigue siendo) escribir. Jamás pude desprenderme de mi patria abandonada. La literatura, historia de Hungría, su destino, sus tierras, sus tesoros culturales y naturales seguía siendo mi principal interés. Por la invasión de los soviéticos no pude retornar a Hungría.
     Tampoco escapaba de mi interés y amor mi segunda patria, la Argentina, cuya historia, costumbres, geografía, literatura me han servido como campo de investigación, fuente de datos estadísticos valiosos para mi trabajo como astróloga. (...)
      Mis versos en húngaro, casi todos de temas patrióticos, han sido publicados en los más diversos periódicos en inmigración y últimamente también en Hungría.
       Egiptología, sumerología, historias antiguas son mi pasión. Astrología y medicina es mi trabajo y misión. Y mi pasión, objeto de mi adoración encima de todo, es Hungría. "
Fuente:/www.lilysullos.com.ar/lily.htm
Este conmovedor crimen y suicidio que nos traslada a la tragedia griega ,el oficio de los nigromantes y taumaturgos de la antigüedad , nos remite también a la figura de los  astrólogos en la literatura y el arte.
Desde la cultura clásica grecolatina, la hindú, la oriental, la arábiga entre tantas otras la astrología,la adivinación del futuro,la cartomancia entre otras  ha estado presente en el arte,  los astrólogos han sido retratados, pintados y transitado infinitas páginas de tratados de diversa índole, ensayos filosóficos, como  historias de ficción en cuentos, novelas y también en la poesía.

El signo zodiacal de Géminis, representado en la pintura persa, c.1600, los gemelos siameses. (Museo Británico)

La siguiente es una breve muestra de algunos ejemplos en la literatura y otras obras de arte. 

[...El Astrólogo] Dijo:
-Sí, llegará un momento en que la humanidad escéptica, enloquecida por los placeres, blasfema de impotencia, se pondrá tan furiosa que será necesario matarla como a un perro rabioso...
-¿Qué es lo que dice?...
-Será la poda del árbol humano... una vendimia que sólo ellos, los millonarios, con la ciencia a su servicio, podrán realizar. Los dioses, asqueados de la realidad, perdida toda ilusión en la ciencia como factor de felicidad, rodeados de esclavos tigres, provocarán cataclismos espantosos, distribuirán las pestes fulminantes... Durante algunos decenios el trabajo de los superhombres y de sus servidores se concretará a destruir al hombre de mil formas, hasta agotar el mundo casi... y sólo un resto, un pequeño resto, será aislado en algún islote, sobre el que se asentarán las bases de una nueva sociedad.
Barsut se había puesto en pie. Con el entrecejo fiero, y las manos metidas en los bolsillos del pantalón, se encogió de hombros, preguntando:
- Pero, ¿es posible que usted crea en la realidad de esos disparates?
-No, no son disparates, porque yo los cometería aunque fuera para divertirme."(...)

Fragmento de EL DISCURSO DEL ASTRÓLOGO
Roberto Arlt en Los siete locos



J. VERMEER El astrónomo Museo del Louvre,1688

(…)Desde que trabajaba en la revista, Francisco sentía que su existencia transcurría en un constante sobresalto. La ciudad estaba dividida por una invisible frontera que debía atravesar con frecuencia. El mismo día fotografiaba primorosos vestidos de muselina y encaje, atendía una niña violada por su padre en la población de su hermano José y llevaba al aeropuerto la última lista de víctimas para entregarla a un mensajero desconocido, después de recitar la contrase-ña. (…)

La noche del miércoles soñó con un campo de margaritas. Normalmente no recordaba los sue-ños, pero eran tan frescas las flores que despertó con la seguridad de haber corrido al aire libre. A media mañana tropezó en la editorial con la astróloga, aquella señora de cabellos re-tintos color obstinada que adivinó su fortuna.
—Lo puedo leer en tus ojos: vienes de una noche de amor —le dijo apenas lo cruzó en la esca-lera del quinto piso.

Francisco la invitó a tomar una cerveza y a falta de otros signos cósmicos para ayudarla en sus predicciones, le contó su sueño. Ella le informó que las margaritas son señal de buena suerte, así forzosamente algo agradable le ocurriría las próximas horas. 
Porque tú estás apuntado por el dedo de la muerte—agregó, pero ya lo había dicho tantas ve-ces que al mal agüero se le había gastado la facultad de asustarlo.
Tuvo más respeto por la astróloga cuando a poco andar se cumplió el buen presagio e Irene lo llamó a su casa para pedirle que la invitara a cenar, porque deseaba ver a los Leal.(…)
Francisco llegó a conocer a Irene tanto como a sí mismo.
En esas largas noches de insomnio, se contaron sus vidas. No les quedó ni un recuerdo del pasado, ni un sueño del presente, ni un plan para el futuro, sin compartir. Hicieron entrega de todos sus secretos, se abandonaron más allá de los límites físicos, entregándose también el espíritu. El la lavaba con una esponja, la friccionaba con agua de colonia, cepillaba sus cabellos para desenredar los rizos rebeldes, la movía para cambiarle las sábanas, le daba de comer, adivinaba sus menores urgencias. En cada pequeño servicio, en cada gesto, en cada mirada la recibía y la hacía suya. Nunca percibió en ella un resquicio de pudor, le daba sin reservas su cuerpo atormentado por las miserias de la enfermedad. Irene lo necesitaba como el aire y la luz, lo reclamaba, le parecía natural tenerlo a su lado día y noche. Si él salía de la habitación, ella fijaba los ojos en la puerta esperándolo. Si un dolor la agobiaba, buscaba su mano y murmuraba su nombre pidiendo ayuda. Abrieron todas sus compuertas y eso creó entre ambos un vínculo indisoluble, que los ayudaba a soportar el miedo, instalado en sus vidas como una presencia maldita.
Tan pronto Irene tuvo autorización para recibir visitas, aparecieron sus amigos de la revista. Llegó la astróloga envuelta en una túnica teatral, con sus negras mechas colgando a la espalda y un misterioso frasco de regalo.

—Frótenla de pies a cabeza con este ungüento. Es un remedio infalible contra la debilidad del cuerpo —recomendó.

Fragmento de "De amor y de sombra" de la escritora chilena Isabel Allende





En palabras de la propia autora, "es la historia de una mujer y un hombre que se amaron en plenitud, salvándose así de una historia vulgar. La he llevado en la memoria cuidándola para que el tiempo no la desgaste, y es sólo ahora cuando puedo finalmente contarla. Lo haré por ellos y por otros que me confiaron sus vidas para que no las borre el viento….
Escrita durante su exilio en Venezuela, el amor entre Irene y Francisco es un alegato apasionado a favor de la fe en la libertad y la dignidad humanas.






Borges y la astrología

Citas
"En uno de los encuentros le pedí su opinión sobre la Astrologìa…y su respuesta fue: “…si a mí me dicen que los astros ejercen una influencia sobre los hombres, estoy dispuesto a admitirlo. Es decir, creo en la verdad abstracta de la astrologìa…los astros influyen, pero que de eso pueda derivarse que una persona a través de una serie de cálculos pueda decir si me irá bien en el amor este año o si me va a ir bien económicamente, no, eso no…

AG: ¿Pero Xul Solar, a quien usted ha admirado mucho, era astrólogo, no?

BORGES: Sí, era astrólogo, pero él creía que la mayoría de los horóscopos que se conocían eran falsos, porque tomaban en cuenta la fecha del nacimiento de las personas, en lugar de tomar en cuenta en qué minuto preciso la persona habia sido engendrada, cosa prácticamente imposible de establecer…"

Fragmento de entrevista a Albino Gómez (Buenos Aires, 1928).
Escritor, periodista y diplomático. publicado en "Borges, a calzón quitado" Por Albino Gómez en Revista Enfocarte Nº 32 


El universo literario borgesiano está colmado de referencias astrológicas, los astros, la numerología,.Una nota del diario Clarín escrita por Jerónimo Brignone, Presidente y Director del Caba, Fundación Centro Astrológico de Buenos Aires titulada  Borges, los astros y el tiempo lo  expresaba así:

"A través de escritos y circunstancias en la vida del célebre escritor, una mirada a las progresiones secundarias, que misteriosamente revelan cómo cada día en la Carta Natal corresponde a un año de nuestra existencia."(...).

Jorge Luis Borges (1899-1986), de pensamiento escéptico y sofisticado, se refirió varias veces a la astrología, aunque sin legitimarla. Su carta natal nos llega gracias a su amigo entrañable, el polifacético artista e intelectual Xul Solar, primer astrólogo argentino de quien tengamos noticias, quien la calculó con los datos facilitados por la madre.(...).ver nota completa en: Borges astros y tiempo

Xul Solar Grafía - 1961

Allí en ese artículo se citan varios poemas y fragmentos de su prosa relacionada con la astrología

El golem
Si (como afirma el griego en el Cratilo)
el nombre es arquetipo de la cosa
en las letras de 'rosa' está la rosa
y todo el Nilo en la palabra 'Nilo'.

Y, hecho de consonantes y vocales,
habrá un terrible Nombre, que la esencia
cifre de Dios y que la Omnipotencia
guarde en letras y sílabas cabales.

Adán y las estrellas lo supieron
en el Jardín. La herrumbre del pecado
(dicen los cabalistas) lo ha borrado
y las generaciones lo perdieron.

Los artificios y el candor del hombre
no tienen fin. Sabemos que hubo un día
en que el pueblo de Dios buscaba el Nombre
en las vigilias de la judería.

No a la manera de otras que una vaga
sombra insinúan en la vaga historia,
aún está verde y viva la memoria
de Judá León, que era rabino en Praga.

Sediento de saber lo que Dios sabe,
Judá León se dio a permutaciones
de letras y a complejas variaciones
y al fin pronunció el Nombre que es la Clave,

la Puerta, el Eco, el Huésped y el Palacio,
sobre un muñeco que con torpes manos
labró, para enseñarle los arcanos
de las Letras, del Tiempo y del Espacio.

El simulacro alzó los soñolientos
párpados y vio formas y colores
que no entendió, perdidos en rumores
y ensayó temerosos movimientos.

Gradualmente se vio (como nosotros)
aprisionado en esta red sonora
de Antes, Después, Ayer, Mientras, Ahora,
Derecha, Izquierda, Yo, Tú, Aquellos, Otros.

(El cabalista que ofició de numen
a la vasta criatura apodó Golem;
estas verdades las refiere Scholem
en un docto lugar de su volumen.)

El rabí le explicaba el universo
"esto es mi pie; esto el tuyo, esto la soga."
y logró, al cabo de años, que el perverso
barriera bien o mal la sinagoga.

Tal vez hubo un error en la grafía
o en la articulación del Sacro Nombre;
a pesar de tan alta hechicería,
no aprendió a hablar el aprendiz de hombre.

Sus ojos, menos de hombre que de perro
y harto menos de perro que de cosa,
seguían al rabí por la dudosa
penumbra de las piezas del encierro.

Algo anormal y tosco hubo en el Golem,
ya que a su paso el gato del rabino
se escondía. (Ese gato no está en Scholem
pero, a través del tiempo, lo adivino.)

Elevando a su Dios manos filiales,
las devociones de su Dios copiaba
o, estúpido y sonriente, se ahuecaba
en cóncavas zalemas orientales.

El rabí lo miraba con ternura
y con algún horror. '¿Cómo' (se dijo)
'pude engendrar este penoso hijo
y la inacción dejé, que es la cordura?'

'¿Por qué di en agregar a la infinita
serie un símbolo más? ¿Por qué a la vana
madeja que en lo eterno se devana,
di otra causa, otro efecto y otra cuita?'

En la hora de angustia y de luz vaga,
en su Golem los ojos detenía.
¿Quién nos dirá las cosas que sentía
Dios, al mirar a su rabino en Praga?

El golem de Jorge Luis Borges

Escucha y ve en un audiovisual en la voz del autor: El golem de Jorge Luis Borges


 Enlace a Museo Xul Solar : xulsolar.org.ar

Es tan vasto y apasionante este tema que en breve se publicará más material.
Pueden dejar sus comentarios ,sugerencias debajo en la casilla de comentarios o en la página en facebook Vorax Lectora: facebook.com/voraxlectora


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario,opinión,sugerencias...