sábado, 29 de agosto de 2015

El diario a diario


La red Facebook ha decidido recordar a sus usuarios lo que han publicado en otras fechas...
Me gustó la idea de trasladar aquí en el blog algunas de mis publicaciones.

29 de agosto de 2013


Hoy leí y releí a Cortázar y me sumergí en todas esas colecciones insólitas, fetichistas, de coleccionismo de fotos e imágenes a la que soy adicta también.
Y de pronto se me antoja que dos de las fotos que me topé en esos circuitos y tablones me hizo rememorar "El diario a diario", supongo que para eso servirán los diarios y algunas revistas.
Se acuerdan: 

Un señor toma el tranvía después de comprar el diario y ponérselo bajo el brazo. Media hora más tarde desciende con el mismo diario bajo el mismo brazo. Pero ya no es el mismo diario, ahora es un montón de hojas impresas que el señor abandona en un banco de plaza.
Apenas queda solo en el banco, el montón de hojas impresas se convierte otra vez en un diario, hasta que un muchacho lo ve, lo lee y lo deja convertido en un montón de hojas impresas. Apenas queda solo en el banco, el montón de hojas impresas se convierte otra vez en un diario, hasta que una anciana lo encuentra, lo lee y lo deja convertido en un montón de hojas impresas.
Luego se lo lleva a su casa y en el camino lo usa para empaquetar medio kilo de acelgas, que es para lo que sirven los diarios después de estas excitantes metamorfosis.

El diario a diario
Por Julio Cortázar

(acá el diario se transformó en algo más elegante que un paquete de acelgas...)











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario,opinión,sugerencias...